• Belsué Mediación Seguros

¿En qué se diferencia un plan de pensiones de un plan de jubilación?

Los planes de pensiones están pensados para tener una buena jubilación. De ahí que sea fácil confundirlos con los planes de jubilación cuando en realidad se trata de dos productos de ahorro a largo plazo completamente distintos, con unas características fiscales y un funcionamiento diferente.



¿Qué es un plan de pensiones?


Un plan de pensiones es un instrumento de ahorro a largo plazo que puede definirse como un contrato en el que una persona aporta una cantidad de dinero periódica a un fondo de pensiones, que es quien invierte el dinero del plan.



¿Qué es un plan de jubilación?


Un plan de jubilación es un seguro orientado al ahorro, pero un seguro a fin de cuentas. A través de ese instrumento el ahorrador aporta un dinero que le servirá también para completar el dinero que cobre al jubilarse. Los planes de jubilación están gestionados normalmente por compañías aseguradoras.


Diferencias entre un plan de pensiones y un plan de jubilación


El hecho de ser productos de ahorro diferentes ya hace que operen de forma distinta. Estas son las más importantes.


1.- Disponibilidad y rescate del dinero. Para rescatar un plan de pensiones es necesario que se den ciertas condiciones, siendo la jubilación la más habitual. En un plan de jubilación esta restricción no existe y es posible recuperar el dinero en cualquier momento.


2.- Fiscalidad del rescate. El rescate del plan de pensiones es una cuestión clave que puede hacer que pierdas o ganes mucho dinero por los impuestos dependiendo la modalidad que elijas. Además, cuenta con la desventaja de que pagarás impuestos por los derechos consolidados, que incluyen el rendimiento que hayas generado pero también tus ahorros. Con un plan de jubilación sólo se pagan impuestos por los intereses.


3.- Fiscalidad de las aportaciones. La negativa fiscalidad de los planes de pensiones al recuperar el dinero se contrarresta con su gran ventaja fiscal. Los planes de pensiones permiten pagar menos impuestos por las inversiones que se realizan cada año. En concreto, el dinero aportado se reducirá de la base imponible de IRPF. Los planes de jubilación no cuentan con esta posibilidad.


4.- La rentabilidad. Como norma general, la rentabilidad de un plan de jubilación será inferior a la de un plan de pensiones, pero también porque el riesgo que asumen es menor.


Confía en la profesionalidad de Belsué Mediación de Seguros en la toma de decisiones delicadas que afectan a tu futuro y al de tus seres queridos.


#Cuidamosdeti

14 vistas