• Belsué Mediación Seguros

¿Sabes qué son los Seguros de Vida- Ahorro?

Ahorrar para el futuro es una forma de prepararse para nuestra jubilación y los seguros ofrecen diversas alternativas para asegurar una renta o un capital para cuando más lo necesitamos.

Los Seguros de Vida Ahorro son productos que sólo ofrecen las aseguradoras y que, además de tener interesantes ventajas fiscales, suelen contratarse acompañados de un Seguro de Vida.

Qué es un Seguro de Ahorro

Un Seguro de Ahorro o Seguro de Vida Ahorro es una alternativa a los fondos de pensiones y otros productos financieros para asegurarse un capital con vistas a la jubilación.

Sin embargo, a diferencia de los planes de pensiones, estos productos de ahorro garantizan una rentabilidad.

Se trata de contratos de seguro en los que asegurado se compromete a abonar una prima y se asegura un capital, con una determinada rentabilidad a un plazo fijado.

Características Son productos aseguradores que garantizan un capital y un rendimiento en plazo.

La aseguradora que comercializa el Seguro Vida Ahorro es la que garantizan el retorno de ese capital.

Se invierte en activos financieros conservadores, están destinados a un cliente con un perfil de riesgo medio.

Tienen liquidez a un plazo, aunque pueden ofrecer fórmulas para el rescate del capital.

Los tipos de Seguros de Ahorro

Entre los Seguros de Vida Ahorro podemos encontrar diversos tipos de productos de ahorro. Además, las aseguradoras diseñan sus ofertas con sus propias garantías y servicios, lo que hace necesario analizar diferentes opciones antes de contratar un Seguro de Vida-Ahorro.

Veamos cuáles son las principales tipos de Seguros de Ahorro:

Seguros Unit Linked

Los seguros Unit Linked son considerados como Seguros de Ahorro e Inversión, ya que están vinculados a fondos y el tomador asume el riesgo de la inversión.

Es decir, el resultado de la inversión realizada a través de estos productos determinará el capital aportado al Seguro de Vida. Eso sí, una parte de la aportación anual que se hace a este tipo de Seguro deberá destinarse forzosamente al pago de la prima.

La ventaja con respecto a otros productos de inversión es que los Unit Linked ofrecen una mayor capacidad de gestión al titular de la póliza, aunque con ciertas restricciones.

Los Planes de Previsión Asegurados (PPA)

Los Planes de Previsión Asegurados o PPA son Seguros individuales de ahorro a largo plazo, que tienen un régimen jurídico y fiscal similar al de los planes de pensiones.

La finalidad principal de estos seguros es complementar la jubilación del asegurado, aunque también cubre contingencias previstas en la normativa reguladora de planes y fondos de pensiones, como el fallecimiento, incapacidad laboral permanente y situaciones de dependencia.

La principal característica de los Planes de Previsión Asegurados es que garantiza al titular un tipo de interés y un capital cierto a la fecha de vencimiento de la garantía, que suele coincidir con el inicio de la jubilación del asegurado.



Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS)

Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático o PIAS son un tipo de Seguro de Ahorro a largo plazo con el que se garantiza una renta vitalicia anual al tomador si vive a una determinada edad establecida en el contrato.

Eso sí, la figura del tomador, asegurado y beneficiario de la cobertura de supervivencia deben ser la misma persona.

El objetivo de los PIAS es generar ahorro con aportaciones recurrentes cada año, aunque éstas no pueden superar el límite anual de 8.000 euros. Además, el importe total de las primas pagadas acumuladas debe ser inferior a los 240.000 euros. No se requiere que se hagan aportaciones todos los años.

El tratamiento fiscal de los Planes Individuales de Ahorro Sistemático es muy ventajoso, siempre y cuando el ahorro acumulado se cobre en forma de renta vitalicia y que hayan pasado al menos cinco años desde que comenzaron las aportaciones. Si se cumplen estas condiciones, el capital acumulado estaría exento de pagar impuestos.

Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo (SIALP) o Plan de Ahorro 5

En los Planes de Ahorro 5 se ofrece una rentabilidad sobre las aportaciones, que no deben superar los 5.000 euros anuales, y el plazo para recuperar el capital es de al menos 5 años.

Los SIALP garantizan la percepción al vencimiento de, al menos, un capital equivalente al 85% de las aportaciones.

No obstante, en caso de precisar liquidez, se puede rescatar totalmente el capital del seguro o solicitar la movilización íntegra a otro SIALP o Cuenta Individual de Ahorro a Largo Plazo (CIALP), según las condiciones contratadas.

La principal ventaja de los Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo es su fiscalidad, ya que si el asegurado respeta el plazo establecido de al menos 5 años y cumple con el límite de aportación de 5.000 euros anuales, estarán exentos de tributación los rendimientos generados hasta la fecha del rescate.

Los Seguros de Rentas Vitalicias

Los Seguros de Rentas Vitalicias garantizan al asegurado que recibirá una renta periódica, a partir de un plazo establecido, durante los años que le resten de vida. La renta se puede adaptar a las características familiares del asegurado, y se puede combinar con prestaciones adicionales en caso de fallecimiento o devolución de aportaciones.

La contratación de un Seguro de Renta Vitalicia se establece el pago de una única aportación de capital (prima única) o de varias aportaciones. Con esto el asegurado recibirá una renta periódica vitalicia mensual, trimestral o anual (revalorizable o no) cuya cuantía dependerá del capital total aportado y la rentabilidad del propio Seguro.

No obstante, entre las ventajas de los Seguros de Rentas Vitalicias destaca su fiscalidad, ya que se contemplan exenciones y beneficios fiscales para las aportaciones a este tipo de productos de ahorro.


Conoce los detalles de cada modalidad poniéndote en contacto con nosotros.

En Belsué Mediación de Seguros te explicaremos al detalle cada opción,

#CremosContigo

2 vistas