• Belsué Mediación Seguros

Siete consejos para que tu coche esté perfecto a la vuelta de la cuarentena.

El confinamiento a causa del Estado de Alarma en el que vivimos ha provocado que más del 80% de los coches que rodaban habitualmente en el día a día se queden parados, esto ha provocado que en muchos casos tu coche se quede prácticamente dos meses sin usar.

Con las debidas precauciones por el confinamiento, y si eso no supone salir a la calle porque lo tengas descansando en un garaje tu coche debería recibir un pequeño mantenimiento para que cuando se permita no sufra la inactividad.


1.- Batería y motor de arranque. Una de las primeras cosas que conviene hacer es desconectar la batería, pues es muy posible que en dos meses, en función de su estado, pueda descargarse y encontrarte la sorpresa de que el coche no arranca cuando necesites volver a hacer uso de él. Si no quieres mancharte ni un poco las manos de grasa, lo ideal es que arranques el coche una vez cada pocos días, para asegurar su buen funcionamiento.


2.- Ruedas y presiones. Si el coche se queda dos meses en la misma posición, indefectiblemente, los neumáticos perderán presión y empezarán a deformarse y cuartearse, de manera imperceptible al principio, pero lo harán. Una pequeña vuelta por el garaje ayudará a evitar la deformación y a variar la posición de los mismos. En caso de no poder realizarlo es un punto a tener en cuenta cuando vuelvas a usarlo.


3.- Depósito de gasolina. Si has tenido la suerte de que te ha pillado el confinamiento con el depósito lleno, fenomenal. Con el paso del tiempo siempre se produce una pequeña evaporación del combustible, por eso, cuanta más cantidad haya, mucho mejor, para que no se queden solo restos, posos y residuos que pueden obturar válvulas y conductos entre depósito y motor.


4.- Líquidos. Hay que revisar convenientemente todos los recipientes y tubos que contienen aceites y todo tipo de líquidos para tener a raya tanto la evaporación como evitar las posibles fugas.


5.- Electrónica. Una de las grandes olvidadas. Más o menos todo el mundo es consciente de que es bueno arrancar el coche unos minutos cada equis días, pero los elementos electrónicos del vehículo, asientos, retrovisores, etc, también necesitan entrar en funcionamiento para no anquilosarse. Incluso el sistema de ventilación necesita un achuchón de vez en cuando, para evitar también que la suciedad se acumule en las salidas de aire y en los conductos.


6.- Tubo de escape. Muchos no habrán pensado en ello, pero sobre todo si el coche duerme en la calle, no está de más meter un trapo o un paño en el mismo para evitar la entrada de todo tipo de suciedad, que nos puede acarrear un problema a medio o largo plazo. Eso sí, acuérdate de quitarlo antes de arrancar el coche.


7.- Freno de mano. Los que estamos todo el día con coches sabemos que, si el coche está aparcado completamente plano, es mejor no echar el freno de mano y dejar metida la primera o la marcha atrás. Esto viene de lujo cuando los frenos están calientes, si estás en tandas en circuito o después de bajar un puerto de montaña. Con ello evitarás que las pastillas se peguen o solidifiquen antes.


Si tienes un seguro de coche contratado con nosotros no dudes en llamarnos en caso de cualquier incidente.



Belsué Mediación de Seguros

Cuidamos de ti.

13 vistas