• Belsué Mediación Seguros

¿Por qué es tan importante contratar un seguro de vida?

Contratar un seguro de vida es siempre una buena decisión, sea cual sea tu situación. Pero son muchos los que todavía duda sobre las razones por las que este producto es tan importante.


Un seguro de vida es el producto perfecto para contar con una mayor tranquilidad al saber que, en caso de que nosotros faltemos o nos enfrentemos a una incapacidad, nuestra familia o incluso nosotros mismos estaremos protegidos económicamente.


Pero esta no es la única razón por la cual deberías contratar un seguro de vida. Si eres de los que todavía tiene dudas sobre la importancia y la utilidad de este producto, no puedes perderte este artículo.



¿Qué es un seguro de vida?


Un seguro de vida es un producto pensado para ofrecer el respaldo económico necesario a quienes lo contraten y hacer frente a un siniestro que puede ser, o bien, el fallecimiento o la invalidez del asegurado.


A cambio del pago de la prima, ya sea mensual, trimestral o anual, el asegurado contará con la protección necesaria en caso de suceder alguna de estas eventualidades.


El objetivo principal de un seguro de vida es ofrecer la protección financiera necesaria para que en caso de producirse nuestro fallecimiento o sufrir una incapacidad, los beneficiarios del seguro (familiares, amigos, cónyuge…) perciban el capital necesario para poder mantener su nivel de vida actual.



RAZONES PARA CONTRATAR UN SEGURO DE VIDA


Son varias las razones por las cuáles deberíamos tener un seguro de vida adaptado a nuestra situación financiera y personal, pero estamos seguros de que estas 5 te harán ver de forma clara lo importante que es contar con este tipo de producto:


1. Para proteger a tus seres queridos


Esta es la razón principal y por la cual la mayoría de las personas acaban contratando un seguro de vida. Al contratar un seguro de vida podremos asegurar el capital necesario para ofrecer la cobertura suficiente a nuestros seres queridos en caso de producirse nuestro fallecimiento.


Necesitamos tener claro qué capital necesitamos asegurar en nuestro seguro de vida para tener la certeza de que este será suficiente para cubrir aspectos básicos como la manutención de nuestros hijos o el pago de sus estudios en el futuro.


2. Para protegerte a ti mismo


Pensar que un seguro de vida es un producto que nos ofrece protección únicamente frente al fallecimiento es un gran error. Este producto también nos sirve para protegernos a nosotros mismos frente a una incapacidad.


Incluir entre las coberturas de nuestro seguro de vida la opción de incapacidad total o permanente es siempre aconsejable.


3. Cubrir cualquier deuda


A pesar de no ser algo obligatorio, son muchos los bancos que nos ofrecen un seguro de vida con nuestra hipoteca o con cualquier otro tipo de deuda como puede ser un préstamo.


Contratar un seguro de vida únicamente para cubrir nuestras deudas no es la mejor opción, pero sí debemos tener en cuenta cualquiera de estas deudas a la hora de decidir el capital que vamos a asegurar en nuestro seguro de vida.


Los seguros de vida nos garantizarán que, en caso de fallecimiento nuestras deudas quedarán cubiertas y no serán una carga para ninguno de nuestros seres queridos. Eso sí, recuerda que el capital a asegurar no sólo debería cubrir tus deudas, hay muchos otros aspectos que también necesitarás cubrir en tu póliza.


4. Hacer frente al Impuesto de Sucesiones


Ante el fallecimiento de un ser querido, tendremos que hacer frente a diversos trámites, siendo los relacionados con la herencia uno de los más tediosos. Para poder aceptar una herencia tendremos que hacer frente y liquidar el Impuesto de Sucesiones, el cuál será más o menos elevado dependiendo de la comunidad autónoma en la que nos encontremos.


Son muchos los familiares que se enfrentan a un momento económico complejo cuando fallece un ser querido y no cuentan con los recursos suficientes para aceptar la herencia que les queda y hacer frente a este impuesto.


La indemnización percibida por un seguro de vida puede ser la solución para poder hacer frente al pago del Impuesto de Sucesiones para poder aceptar la herencia y no vernos en la obligación de renunciar a propiedades familiares.


5. Asegurar las necesidades futuras de tus hijos


Un seguro de vida es siempre un producto esencial, pero si tenemos hijos, la importancia de este se vuelve todavía mayor.


Para poder asegurarnos de que pase lo que pase nuestros hijos contarán con los recursos económicos suficientes para que estos puedan tener un nivel de vida apropiado y cumplir con sus objetivos en el futuro, necesitamos contratar un seguro de vida.


Estimar todos los gastos a los que tendríamos que hacer frente para que nuestros hijos cuenten con los recursos económicos suficientes, al menos hasta que estos puedan ser independientes por sí mismos es muy importante a la hora de decidir sobre el capital que vamos a asegurar.

32 visualizaciones0 comentarios