• Belsué Mediación Seguros

¿Qué es el certificado de últimas voluntades?

El certificado de últimas voluntades es un documento a través del cual se puede saber si una persona fallecida ha hecho o no un testamento. Con este recurso, los herederos podrán dirigirse al notario autorizante del último testamento y obtener una copia válida del mismo. En caso de no haber testamento, los familiares que se consideren beneficiarios de los bienes de la persona fallecida pueden iniciar, ante notario, el proceso para solicitar la herencia a través de una declaración de herederos abintestato.



¿Es obligatorio solicitar un certificado de últimas voluntades?


La respuesta es sí, siempre que se pretenda llevar a cabo cualquier acto sucesorio. Una de las mayores ventajas de solicitar un certificado de últimas voluntades es que agiliza enormemente todas aquellas gestiones relacionadas con el reparto de la herencia. Asimismo, es importante confirmar si el difunto disponía de un seguro de vida. Dicha consulta se puede realizar acudiendo al Registro de Contratos de Seguro de Cobertura de Fallecimiento, registro público dependiente del Ministerio de Justicia que se encarga de facilitar a los interesados toda la información relacionada con las pólizas contratadas por una persona fallecida.



¿Dónde se pide un certificado de últimas voluntades?


El certificado de últimas voluntades se puede solicitar presencialmente en la Oficina Central de Atención al Ciudadano o en cualquier oficina de las Gerencias Territoriales con cita previa. También se puede pedir por correo remitiendo la solicitud al Registro General de Actos de Última Voluntad, o telemáticamente a través de la Sede Electrónica del Ministerio de Justicia.


Para iniciar el trámite, es obligatorio presentar el Modelo 790 y realizar la solicitud 15 días hábiles después del fallecimiento, sin contar sábados, domingos o festivos, ni el día del deceso. El plazo para recibir el certificado es de 10 días hábiles a partir de la recepción de la solicitud por correo postal o de 5 días aproximadamente, si se ha hecho de forma telemática.


¿Qué documentación es necesaria para solicitar un certificado de últimas voluntades?


Tal como lo explica el Ministerio de Justicia, cualquier persona que presente los documentos requeridos está en capacidad de solicitar un certificado de últimas voluntades, para lo que necesitará aportar lo siguiente:


- Original o copia compulsada del Certificado Literal de Defunción, expedido por el Registro Civil de la localidad donde haya tenido lugar el fallecimiento y donde conste el nombre de los padres del fallecido.


- Si la defunción no ha sido inscrita en un juzgado de paz, basta con consignar el DNI/NIE del fallecido. En caso contrario, puede presentarse cualquier documento de identidad del país de origen del difunto.


- Por último, será necesario acreditar el pago de la tasa correspondiente.


- En caso de utilizar el certificado de últimas voluntades para gestiones en el extranjero, será necesario legalizarlo, cuestión que puede y debe solicitarse previamente en la oficina donde se vaya a expedir.


El certificado de últimas voluntades no reemplaza al testamento, ni se trata de un documento válido en el que se plasmen los últimos deseos de la persona fallecida. No obstante, sí debe ser considerado como un recurso fundamental para saber dónde se encuentra esa información que detalla la voluntad del testador y la relación con todos los bienes poseídos en vida.


Belsué Mediación de Seguros.

#CrecemosContigo

15 vistas