• Belsué Mediación Seguros

¿Qué tengo que saber para contratar un seguro de vida?

¿Estás pensando en contratar un seguro de vida? Es una decisión muy importante. Y lo es porque en realidad en lo que estás pensando es en tu futuro y en proteger a tu familia. En este artículo nos hemos propuesto darte los mejores consejos para que lo contrates con todas las garantías.

Y si cuando acabes de leer estas líneas tienes alguna duda no lo pienses más. Llámanos te resolveremos todas tus dudas.

¿Dónde contratar el seguro de vida? La mejor opción es acudir un mediador de seguros. ¿Por qué? Porque aquí encontrarás un asesor para tus intereses. Pero, lo más importante, es un profesional neutral, que no defiende los intereses de ninguna compañía de seguros en particular y sí que va a defender sus intereses. Será él, y en tu nombre, el encargado de negociar con las distintas compañías de seguros y ofrecerte el mejor producto del mercado.

Además, buscará el mejor precio para ti con las mejores prestaciones.


Cosas que debes tener en cuenta

- En la primera hoja del contrato debe figurar la fecha de inicio de la cobertura y el final. Comprueba también si la póliza se renueva automáticamente o no.

- Cualquier edad es buena para hacerse un seguro de vida, aunque en algunos casos no podrás contratarla si rondas los 65 o 70 años de edad.

- La póliza vence cuando quien la ha contratado llega a la edad máxima, siempre que antes no se haya producido el fallecimiento o una causa que provoque la invalidez. En estos últimos dos casos la póliza expira cuando el contratante o sus beneficiarios hayan recibido la totalidad del capital asegurado.

- Los contratos suelen tener una duración de un año y se van prorrogando automáticamente a menos de que el que la contrate diga lo contrario.

- Puedes anular la póliza siempre que quieras después de los primeros seis meses.

Firmar un contrato de seguro de vida es una de las mejores decisiones que puedes tomar porque le estás proporcionando a tu familia una gran tranquilidad sobre todo en caso de que fallezcas y seas la principal fuente de ingresos de tu núcleo. De esta manera, la tranquilidad de los tuyos no se verá alterada en el aspecto económico.

Crecemos juntos.

13 vistas