top of page
  • Foto del escritorBelsué Mediación Seguros

Seguro de un coche de segunda mano: ¿qué pasa con él?

La venta de coches de segunda mano está en alza. Este sector generó casi 2 millones de compraventas durante el pasado año 2022. A la hora de comprar uno de estos vehículos, es habitual que tengas dudas sobre cómo proceder con el seguro. Es importante que tengas en cuenta la ley para protegerte de posibles reclamaciones en tu seguro de coches.



El seguro anterior aún está en vigor. ¿Puedo aprovecharlo?


Seguro que en más de una ocasión has escuchado esto. El vendedor te ha ofrecido mantener su seguro para que no tengas que hacer una póliza nueva hasta su vencimiento. Esto ofrece varios problemas, tanto para la parte vendedora como para la parte compradora. En primer lugar, el actual tomador del seguro puede enfrentarse a penalizaciones en su bonificación, puesto que el nuevo usuario puede sufrir algún siniestro. Además, al desconocer la aseguradora el cambio de propietario, puede negarse a cubrir el accidente.


El comprador también asume riesgos, ya que el seguro puede darse de baja en cualquier momento con el cambio de titularidad. Lo mejor es que hagáis un traspaso para que el nuevo propietario disfrute de su nuevo seguro desde el primer día.



¿Qué dice la legislación sobre esto?


Al igual que con cualquier contrato, ambas partes deben establecer unas condiciones claras y reales de la situación. La aseguradora lo hace a través de unas cláusulas que completan el condicionado particular de cada póliza. El asegurado debe ofrecer los datos reales de su situación, como, por ejemplo, la edad, el número de años de carné o los extras con los que cuenta el vehículo.


Por tanto, es una obligación comunicar la compraventa a la empresa de seguros. En caso de no hacerlo, puedes incurrir en una agravación del riesgo no comunicada.



¿Qué es una agravación del riesgo no comunicada?


Esta agravación se produce cuando en la póliza contratada surge algún cambio que puede ocasionar una peligrosidad superior para la entidad aseguradora. Cualquier modificación de este estilo puede dar lugar a un cambio en el contrato y será el asegurador el que decida si lo afronta y el precio que pone por ello.


Como puedes comprobar, el hecho de que se produzca una compraventa es una situación relevante en este tipo de casos. Si el nuevo conductor tiene un perfil de riesgo diferente, es crucial que la aseguradora lo conozca. De hecho, la Ley 50/1980, que ha sufrido ya algunas modificaciones, explica el procedimiento que debe seguirse en estos casos en su artículo 11.


En este artículo, se afirma que el tomador debe comunicar al asegurador, con la mayor brevedad, los cambios que se produzcan en los factores y circunstancias que se declararon en el cuestionario previo a la firma del contrato. Este cuestionario, regulado por el artículo 10 de la misma ley, sirve para conocer con exactitud el riesgo y la naturaleza del contrato. Por tanto, queda claro que cualquier cambio en este sentido permite a la compañía de seguros replantearse la situación.



Traspaso del seguro


Se trata de la opción más segura cuando se lleva a cabo la venta de coches de segunda mano. En este supuesto, se deberá hablar con la empresa aseguradora para que se efectúe el trámite cuanto antes. Esto puede requerir varios cambios que te detallaremos a continuación.



Prima anual del seguro


Cada conductor tiene unas peculiaridades distintas. El precio que se había establecido para el anterior tomador no tiene que coincidir con el del nuevo titular. Esta variación puede producirse tanto al alza como a la baja. En función del descuento que se otorgue, la cantidad de la prima puede modificarse. Es algo bastante habitual y debes contar con esta posibilidad.


La aseguradora devolverá las cuotas restantes al propietario anterior y emitirá un nuevo recibo con la cantidad ajustada a las nuevas circunstancias como pago del traspaso, que deberá ser cubierto por el nuevo propietario del vehículo o por el tomador del seguro. Esto, en caso de que no se trate de la misma persona. En el momento del vencimiento, ya podrás negociar nuevas condiciones.



Rechazo del traspaso por la aseguradora


Puede darse la situación de que el nuevo conductor no resulte interesante para la compañía de seguros. En ese caso, se ofrecerá un reembolso al tomador actual por los meses de seguro que restan y se deberá emitir una póliza nueva en otra compañía.


Como has podido comprobar, los coches de segunda mano deben adquirirse siempre con un seguro nuevo. Es importante que lleves a cabo el pago del traspaso a la aseguradora para no incurrir en futuros problemas. Ya has visto que la compañía de seguros podría negarse a cubrir un siniestro si las condiciones del contrato han cambiado. La legislación es muy clara en este aspecto y es algo que no deberías dejar a la ligera. Tanto el comprador como el vendedor se ven beneficiados por hacer las cosas correctamente.


Belsué Mediación de Seguros

Cuidamos de ti

10 visualizaciones0 comentarios
bottom of page