• Belsué Mediación Seguros

Consejos para comunicar un siniestro en tu hogar.

Los accidentes en casa pueden ocurrir en cualquier momento y tener un Seguro de Hogar puede ser de gran ayuda en estas situaciones.

Una gotera inesperada, un pequeño incendio en la cocina o una subida de tensión que afecta a los electrodomésticos de la casa son siniestros relativamente frecuentes que hacen necesario dar parte al Seguro de Hogar.

Pero, ¿qué debes hacer en caso de sufrir un siniestro en casa y cómo dar parte de un siniestro al Seguro para que lo arregle?

Siguiendo estos pasos:

1.- Dar aviso al Seguro de la incidencia

Una vez que nos hemos percatado del problema, es conveniente ponernos en contacto con el servicio de atención al cliente del Seguro lo antes posible para dar parte del incidente.

Podemos hacerlo por teléfono o a través de su red de agentes, aunque cada vez es más frecuente que la aseguradora cuente con canales online para realizar la gestión de siniestros a través de Internet, desde el ordenador o desde el móvil.

La mayoría de las compañías sigue un protocolo de actuación parecido, aunque es recomendable tener clara la información que requiere nuestro Seguro de Hogar, para agilizar los pasos a seguir.

2.- Al comunicar un siniestro nos suelen pedir los siguientes datos:

- Datos personales del asegurado (nombre, apellidos y DNI) - Datos de la póliza. - Señalar cuándo ha ocurrido el siniestro. - Una descripción del lugar del siniestro, las causas que lo han provocado y los daños ocasionados. - En caso de que hubiera un tercero perjudicado (por ejemplo, si provocamos una gotera al vecino), nos pedirán también sus datos. - Si el siniestro sufrido en nuestro hogar ha sido causado por otra persona, son necesarios su nombre, domicilio, teléfono, compañía aseguradora y número de póliza. - Los móviles hoy facilitan mucho la documentación de un siniestro: haz fotografías de los daños causados y tenlas disponibles para incluirlas en el parte de daños que se envía a la aseguradora.

3.- Plazos para dar parte al Seguro de Hogar

Es importante comunicar el siniestro a la compañía de Seguros lo antes posible. Piensa que cuanto antes se dé parte del problema a la aseguradora, antes se podrá solucionar.

Ten presente que el titular de la póliza está obligado a comunicar el siniestro en un plazo máximo de siete días desde el momento en que tiene conocimiento del problema, salvo que se haya fijado en la póliza un plazo más amplio.

Si se hace tarde, el asegurado se expone a que la compañía de Seguros ponga problemas e incluso le reclame por los perjuicios que ese retraso haya podido causar. Por eso conviene no demorar el asunto y comunicar el siniestro al Seguro de Hogar dentro de plazo.

4.- Dar parte al Seguro de Hogar con la ayuda de un Mediador de Seguros

No olvides que a la hora de dar parte al Seguro de Hogar, tu mediador puede asesorarte y responder a las dudas que surjan durante toda la tramitación.

Si tienes más confianza con tu Mediador de Seguros y prefieres gestionar el siniestro con su ayuda, puedes hacerlo.

Conviene recordar que las comunicaciones que el Mediador de Seguros como Belsué Mediación de Seguros, envía a la aseguradora en nombre de su cliente tienen el mismo efecto que las que hace el propio tomador de la póliza.

Hay incidencias de las que no se quiere hacer cargo el Seguro, y tener al lado a un experto que te aconseje en esos momentos puede ser clave para encontrar la mejor solución para el asegurado.



5.- El perito del Seguro de Hogar

Una vez que la aseguradora toma nota del siniestro, enviará a tu casa un perito para analizar y evaluar las consecuencias del incidente. Este profesional confirmará las causas del siniestro y hará una estimación de los daños y pérdidas.

Para facilitarle el trabajo al perito y a tu compañía de Seguros, es recomendable actuar con precaución en la zona siniestrada:

- Toma las medidas necesarias para aminorar las consecuencias del siniestro y proteger los objetos asegurados (cierre de la llave del gas, cortar la electricidad, cerrar el paso general del agua…).

- Conserva aquellos elementos que puedan facilitar la posterior valoración del perito y dale toda la información que precise.

- Si el siniestro es consecuencia de un robo en la vivienda, un atraco o una pérdida de llaves, es importante denunciar a la policía. Esta denuncia será necesaria para tramitar la indemnización del seguro.

¿Hay que esperar al perito antes de reparar los daños de la casa?

La recomendación que hacen las aseguradoras en estos casos es que, en la medida de lo posible, se aplace la reparación de los daños o la reposición de los objetos afectados hasta que el perito haya hecho su trabajo.

Lo cierto es que la compañía no tiene obligación de mandar al perito a la casa siniestrada y en muchos casos, puede ser conveniente llamar al fontanero o a un técnico para realizar una reparación, para aminorar los daños.

En cualquier caso, al dar parte al Seguro de Hogar deberás aportar toda la documentación que avale tu reclamación.

Por eso es importante hacer fotografías de las circunstancias y los daños, y no olvidarse de solicitar presupuestos, facturas y aquella la información que acredite la reparación o la sustitución de los bienes, y que complementará nuestro parte de daños.

6.- ¿Cuánto hay que esperar para cobrar la indemnización del Seguro de Hogar?

Una vez que el perito ha terminado su trabajo y la aseguradora ha recibido toda la documentación relativa a las consecuencias del siniestro, sólo falta que la aseguradora abone la indemnización económica pactada o se haga cargo de la reparación de los daños o la reposición de los objetos asegurados.

Si el asegurado está conforme con la evaluación del perito, este trámite debería ser cuestión de días.

El Seguro está obligado a pagar, al menos, la cuantía mínima en la que se estime la indemnización, en el plazo de 40 días desde la comunicación el accidente.

La normativa le da tres meses de plazo a la aseguradora para abonar la cantidad íntegra.

7.- ¿Y si mi Seguro de Hogar no se hace cargo del siniestro?

Como hemos visto, en circunstancias normales la resolución de un siniestro de hogar suele tardar poco tiempo, pero en ocasiones la tramitación se complica. Es en estos casos, cuando un mediador de Seguros independiente puede prestar el mejor servicio a su cliente, asesorarle en su reclamación y mediar en su nombre ante la aseguradora.

El mayor escollo que nos podemos encontrar al dar un parte al Seguro de Hogar es que la aseguradora no se haga cargo del siniestro o no lo cubra totalmente.

Tras el sobresalto inicial, lo primero que hay que hacer es repasar las condiciones de la póliza, sus coberturas, límites de las garantías y exclusiones, para saber si nuestro caso está o no dentro de las garantías.

8.- El problema del infraseguro y la Regla Proporcional

Otro problema que nos podemos es que, tras evaluar el siniestro, la aseguradora considere que nuestra póliza no cubría adecuadamente ese riesgo, es decir que estemos ante una situación de infraseguro.

En estos casos, las aseguradoras de hogar aplican la Regla Proporcional o Regla de Equidad para ajustar la indemnización de la cobertura a la prima que se pagó por un riesgo que, en realidad, era mayor de lo que tenía constancia la aseguradora.

En resumen, con esta medida la compañía plantea una reducción proporcional de la indemnización por el siniestro, para adecuarla al precio pagado por la cobertura de la póliza.

9.- Reclamar al Seguro de Hogar

Tanto si contamos con el asesoramiento de un mediador como si no, si tras analizar la póliza no estamos de acuerdo con la decisión de la aseguradora, habría que iniciar un proceso de reclamación para que la compañía explique por escrito las razones por las que nos niega la cobertura.

El primer paso para reclamar al Seguro de Hogar es dirigirse al departamento de atención al cliente de la aseguradora para tramitar la queja.

Es importante contar con la dirección postal de este departamento (una información que la aseguradora está obligada a facilitar), ya que es preferible remitir la reclamación por escrito y enviar la documentación por correo certificado para que exista constancia oficial de que la entidad ha recibido la información.

La información que conviene incluir en la reclamación a la aseguradora:

- El parte del siniestro que la aseguradora no aceptó cubrir. - Las llamadas telefónicas realizadas, con fecha y el resultado de las conversaciones. - El asegurado deberá argumentar la situación que le provoca la negativa del Seguro. - La documentación que avale los daños materiales, como fotos, presupuestos y facturas, atestados, etc. - Si hubo daños físicos, incluir los informes médicos que certifiquen las lesiones. - Cualquier otra documentación que considere importante para avalar la reclamación

Si pasado dos meses, la aseguradora no responde a la reclamación o lo hace y el reclamante no está conformes con su respuesta, queda la opción de Reclamar al Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros, que resolverá a favor o en contra del asegurado en un plazo máximo de 90 días.


Gestionar un siniestro puede convertirse en un proceso largo y complicado, tener la ayuda de Belsué Mediación de Seguros como profesionales nos da la seguridad de conseguir el mejor resultado posible.


#CrecemosContigo.

0 vistas