• Belsué Mediación Seguros

¿Hay que informar de nueva enfermedad?

Si tienes un #segurodevida o estás pensando en contratar uno, es necesario que sepas actuar en caso de que te detecten una nueva #enfermedad, si aumenta tu riesgo o si tienes que cambiar algún tipo de información como una nueva profesión.


Cuando contratas un seguro de vida, la compañía te realizará un cuestionario de salud y hará las investigaciones pertinentes para saber cómo es nuestro estado de salud y si tenemos algún tipo de enfermedad que pueda afectar a la póliza.


Sin embargo, pueden darse diferentes situaciones más adelante y nuestro estado de salud de salud puede cambiar. Así que, si te preguntas ¿cómo afecta a mi seguro de vida si más adelante me detectan #cáncer? O ¿qué pasa con mi seguro de vida si tengo una enfermedad?


Según la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de #Seguro, en los seguros de personas, es decir, los de salud y de vida, no hay obligación de comunicar los cambios relativos al estado de salud del asegurado y no se consideran agravación del riesgo.



¿Qué pasa si una vez contratada la póliza me detectan una enfermedad?


Lo que tiene en cuenta una aseguradora a la hora de firmar una póliza de un seguro de vida es el estado de salud en el que se encuentra el asegurado en el momento de la contratación.


Si después de eso, te detectan una enfermedad, el seguro de vida no tiene por qué ser informado, ya que es una situación completamente imprevisible para ambas partes.


En caso de que el asegurado se haya realizado pruebas médicas, esté esperando los resultados y durante ese periodo de tiempo firme un seguro de vida, no tiene que informar a la compañía si después, los resultados de las pruebas le confirman algún tipo de enfermedad.


Esto se considera ‘variación de las circunstancias relativas al estado de salud del asegurado’ y no es obligatorio comunicarlo a la aseguradora.



¿Es obligatorio rellenar el cuestionario de #salud de un #segurodevida?


Siempre que contrates un seguro de vida tendrás que rellenar el cuestionario de salud de forma obligatoria con toda la información del asegurado, ya que este es uno de los requisitos para que te concedan la póliza y para ponerle un precio a la prima que pagarás por el seguro.


Además, este formulario también ayuda a ver qué tipos de cobertura necesitas en el seguro, según tu estado de salud. Ten en cuenta, que no tendrás que presentar más información que la que se pide en el formulario, ya que la compañía te pide únicamente lo que necesita.


¿Qué pasa si miento en un seguro de vida?


La ley de contrato seguro dicta que el asegurado debe rellenar la solicitud de su seguro de vida de buena fe, declarando todas las situaciones reales que conozca y que puedan intervenir en el coste de la póliza.


En caso de que se descubra que el tomador del seguro ha mentido en el cuestionario médico, la aseguradora se puede negar a asumir la operación. Además, esto puede traer graves consecuencias para el asegurado. La compañía puede dejarte contratar la póliza, pero poner una exclusión en el seguro respecto a esa enfermedad o dolencia.


O en caso de que sea algo extremadamente grave se puede llegar a anular la póliza o incluso, si se detecta la mentira después del fallecimiento del asegurado, no llegar a recibir el dinero de la póliza.



Aumento del riesgo por no #enfermedad en un seguro de vida


Como hemos visto, las enfermedades detectadas después de firmar la póliza son una variación de las circunstancias de las que el asegurado no es responsable y, por tanto, no hay que comunicarlo a la compañía.


Sin embargo, sí que hay que comunicar el aumento de riesgo debido a otras circunstancias como puede ser un cambio de #trabajo en el que esté más expuesto o corra peligro o una nueva afición, como, por ejemplo, paracaidismo.


En esos, la aseguradora revisará el contrato para ver qué cubre y qué no y se incrementará la prima si es necesario. Si se produce el fallecimiento por alguna de estas causas y el asegurado no lo ha comunicado a la compañía, la cobertura no se hará efectiva. Ya que, la no comunicación de estos cambios se considera agravación del riesgo.


Ten en cuenta que, en todas las pólizas de los seguros de vida hay un listado que incluye todas las circunstancias que no cubre y que las deberías de comunicar en caso de que sea necesario. Algunas de estas circunstancias, como los sucesos extraordinarios, están cubiertas por el Consorcio de Compensación Seguros.


Belsué Mediación de Seguros

Cuidamos de ti

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo